Cambia El Mundo Desde Casa: Introducción

Cambia El Mundo Desde Casa: Introducción

Cambia el Mundo desde casa, es posible. En este blog intentaremos facilitar las herramientas necesarias para poder cambiar el mundo desde casa, cómo cambiar el mundo con acciones cotidianas, desde nuestro propio hogar. ¿Cómo se hace? es muy sencillo, nuestro poder empieza justo en el momento en el que tenemos que cubrir nuestras necesidades básicas interactuando con nuestros iguales, las decisiones que tomamos influyen en el mundo y lo transforman, para bien o para mal.

Uno de los clásicos ejemplos es el de comprale a tu vecino, y sin embargo comprar localmente es solo la punta del iceberg de lo que podemos hacer. No podemos sentarnos en el sofá y pensar que nada puede cambiarse, muy al contrario podemos realizar acciones cotidianas, sin tener que afiliarnos a ningún partido ni a ninguna historia extraña y estar, cada día, cambiando el mundo. Es lo que que podemos denominar   denomino el cambio tranquilo. Siempre escucharemos cosas como “eso es una utopía”, “una sola persona no puede hacer nada”….todas ellas son verdades dirigidas, que como todo,  tienen  base. Es verdad por ejemplo que una persona sola no puede  cambiar la forma de actuar de todo el mundo–aunque muchos dictadores lo intentan constantemente–, y nuestro sistema actual, dominado por unos pocos, lo está consiguiendo. Sé que una hormiga no puede cambiar al hormiguero pero ¿puede una tribu de hormigas cambiar al hormiguero entero? Yo creo que sí y además en menos tiempo del que nos pensamos.

Un ejemplo clásico y muy ilustrador es el caso de la banca. Ahora es un momento clave en el que la forma de actuar de este sector de la sociedad está creando tal brecha social que muchas personas optan por cambiarse a economías alternativas. No creo que exista en la actualidad un grupo de empresas que haya hecho tanto daño social como la banca, familias enteras desahuciadas, gente con deudas impagables, etc. y, sin embargo, no les ocurrirá nada, vemos como día tras día se destapa un escándalo detrás de otro, como se inyecta dinero  a la banca, como se avala su desastre mientras sus dirigentes cobran indemnizaciones millonarias. La indignación de la sociedad en general es tal que podría ocurrir cualquier cosa, no obstante la mayoría de nosotros no hemos hecho nada, seguimos con nuestras cuentas bancarias en las mismas entidades que nos niegan el crédito y que reciben dinero de todos nosotros para comprar la deuda que se ha generado por haberles inyectado capital y así sucesivamente hasta nadar en pasta manchada de pobreza ajena. A cualquiera le dan gas de gritar y decir BASTA, pero sin embargo no hacemos nada, sí, es verdad, muchos hemos ido a manifestaciones, hemos gritado eso de “no somos mercancía en manos de….”, pero seguimos con las cuentas, los préstamos y las tarjetas en las mismas entidades que crean la ruina del país. Simplemente no se nos ocurre que hacer, que alternativas o caminos paralelos tomar, este blog pretende dar herramientas a la gente normal para poder tomar sus decisiones, para conocer esas alternativas, esos caminos paralelos que pueden generar riqueza y esplendor a su alrededor sin tener que aprovecharse de nadie, sin tener que explotar o machacar a nadie. Banca ética