Las sociedades cooperativas construyen ciudad

Roger Sunyer, profesor en La nueva economía urbana

Desde una perspectiva económica, las ciudades deben impulsar un desarrollo económico sostenible. Podemos considerar que éste se logra cuando el nivel de vida de una comunidad puede ser preservado y aumentado a través de un proceso de desarrollo humano y físico basado en los principios de equidad y sostenibilidad. La sostenibilidad afecta, desde nuestro punto de vista, tanto al espacio temporal –tiempo-, al físico –ambiental, ciudad compacta vs ciudad dispersa-, como al ámbito social –cohesión social e igualdad de oportunidades.

 

Para lograr el desarrollo económico sostenible podemos identificar tres grandes ejes estratégicos: el desarrollo de infraestructuras necesarias para la actividad empresarial y económica en general, el impulso de la creación, desarrollo y consolidación de empresas, el desarrollo del capital humano y, finalmente, el marketing de ciudad o, dicho de otro modo, la capacidad para comunicar los valores y las potencialidades de la ciudad.

 

Centrándonos en el ámbito de la creación de empresas, debe enfatizarse que, dentro del conjunto de estructuras empresariales que la ciudadanía, en su función de motor del desarrollo económico urbano, puede utilizar para lograr la creación de un tejido empresarial solido y sostenible en el tiempo, la sociedad cooperativa puede ser uno de los vehículos más apropiados. Esta adecuación se fundamenta en dos características esenciales del modelo empresarial cooperativo:

La vinculación de las cooperativas con el territorio y la vinculación de las cooperativas con la democracia económica.

Seguir leyendo…..

Magnifico articulo del blog:

Blog de Gestión de la Ciudad y Urbanismo

@UOCciudad