Un aparato de aire acondicionado casero y 'low cost'

Un aparato de aire acondicionado casero y ‘low cost’

Apuntan los meteorólogos que probablemente este será el primer fin de semana del año en el que en España se registrarán más de 40 grados de temperatura, y la ciudad candidata a lograrlo es Sevilla. Ocurra esto o no, lo que parece seguro es que el verano está a la vuelta de la esquina, y con él llega el calor y justo detrás, el aire acondicionado.

Es uno de los responsables de que las facturas de la electricidad suban en esta época del año. Sin embargo, hay alternativas low cost que pueden ayudarte a bajar la temperatura de tu casa, puede que no de una forma tan rápida ni uniforme, pero sí más asequible. Entre ellas, está la posibilidad de fabricar un aparato de aire acondicionado casero con el que refrescar una habitación por un puñado de euros.

Para construirlo hace falta una caja de cartón (de zapatos, si es grande, o de las que se usan para almacenaje y se pueden comprar en papelerías o tiendas de regalos), forro de aluminio, un ventilador de sobremesa de tamaño mediano, dos tubos de plástico anchos y que formen un ángulo recto (se pueden buscar en tiendas de reciclaje) y bolsas de plástico para el envasado de alimentos que tengan un cierre hermético.

Una caja aislante para enfriar el aire

Lo primero es cubrir el interior de la caja de forro de aluminio. El objetivo de este paso es hacer la caja aislante e impermeable, así que lo ideal es pegar el forro con silicona a la caja, asegurándonos de que queda bien cubierta. Sin embargo, si en vez de una caja de cartón conseguimos una de poliespán o corcho blanco, podemos ahorrarnos este paso. Lo mismo ocurre si utilizamos una nevera portátil de las que se llevan de acampada, aunque en ese caso perforarla será más complicado. Todo depende de las herramientas y la habilidad de las que dispongamos.

Seguir leyendo….click